11 de noviembre, 2019 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

La empresa donostiarra está viviendo un fuerte desarrollo tanto a nivel nacional como internacional.

Manu García es el nuevo gerente de Royme, que se ha trasladado a unas nuevas instalaciones de 1.800 metros cuadrados ubicadas en Hernani. Los almacenes, que triplican su capacidad total anterior, se han reforzado con dos nuevos equipos automatizados. Bajo la dirección de Manu García, la compañía líder a nivel nacional, tiene planes de seguir diversificando su gama y aspira a crecer en el exterior, sobre todo de la mano de sus componentes especiales.

Royme, empresa dedicada al suministro de elementos normalizados y productos especiales para matricería y molde, ha experimentado un fuerte crecimiento desde sus inicios hace más de 50 años en el barrio de Amara y posterior traslado a Igara, ambos en Donostia. A lo largo de la última década este crecimiento se ha potenciado hasta llegar a cuadruplicar su equipo, que actualmente está formado por más de 60 personas, la mitad de ellas ubicadas en su central hasta ahora ubicada en Donostia. Esto ha llevado a Royme a trasladar sus instalaciones al barrio de Martindegi en Hernani, en busca de más espacio.

Manu García cuenta con más de 20 años de experiencia en Gestión Financiera y una larga trayectoria liderando equipos. Como muestra del fuerte desarrollo que está viviendo la compañía, García asumió la Gerencia de Royme en enero de este año, con la misión de dotar a la empresa de herramientas que le aporten de información inmediata para la toma de decisiones con mayor agilidad y garantía.

El traslado y consecuente obra se han llevado a cabo durante los meses de verano, cuando la actividad de la empresa suele ser más tranquila, para así reducir el impacto y poder seguir ofreciendo servicio a sus clientes. Así, el pasado 1 de septiembre la firma arrancó el curso en su nueva nave, donde cuenta con 600 metros cuadrados de oficinas y un nuevo almacén que, con 1.200 metros cuadrados, triplica la capacidad del anterior. Además, han acompañado al traslado y ampliación de las instalaciones con la adquisición de dos nuevos almacenes automáticos de 11,5 metros de altura de la marca Modula que se unen a los otros cuatro del mismo fabricante y de 8,5 metros con los que la firma ya contaba en su central de la capital guipuzcoana.

Además de triplicar la capacidad total de almacenaje con la nueva planta, gracias a estos dos nuevos equipos su capacidad de almacenaje en máquinas se ha elevado en un 25 por ciento. Actualmente, la empresa cuenta con un total de stock permanente en Hernani de unas 12.000 referencias.

Royme, que arrancó su andadura hace más de medio siglo, se ha ido centrando en el suministro de componentes para matricería, especialmente en la familia de punzonado. Empresas destacadas del sector como Grupo Volkswagen, Gestamp y Grupo Mondragón ya llevan años confiando en Royme. No obstante, con la paulatina apertura de nuevas delegaciones por toda España, también está introduciendo cada vez más sus productos en el sector del molde, diversificando así su gama de productos y ofreciendo un servicio global a sus clientes.

Esta empresa familiar, dirigida en su segunda generación por Patxo Roussel, está experimentado un notable crecimiento tanto de ventas como de empleo, a consecuencia de su estrategia de expansión territorial que ha seguido durante los últimos ejercicios. Con el objetivo de estar cerca de sus clientes, Royme dispone de delegaciones en Bilbao, Pamplona, Valencia, Barcelona, Madrid y, desde este mismo año, también en Zaragoza.

De cara al futuro, y de la mano de su nuevo gerente, Manu García, la compañía guipuzcoana aspira a incrementar el peso del sector del molde en su facturación y, sobre todo, a crecer en los mercados internacionales, fundamentalmente a través de la venta de productos especiales.

Con vistas a esa expansión exterior, Royme, que actualmente distribuye productos de firmas internacionales de primer nivel con diversas homologaciones, está trabajando en un nuevo Catálogo General que tiene prevista su publicación para primavera del 2020. Con este nuevo catálogo, la empresa quiere consolidar la marca comercial Royme tanto a nivel nacional como internacional.

Finalmente, Royme estará de nuevo presente en Metalmadrid (pabellón 7 stand AB23), donde presentará las últimas novedades como son los elementos de refrigeración, las bridas de amarre rápido, productos de desmoldeo, cilindros hidráulicos, y soluciones de roscado en prensa, entre otras. Además, cabe destacar una de las últimas incorporaciones de una nueva familia de productos. Se trata de los punzones para máquinas punzonadoras CNC. “Siempre hemos considerado Metalmadrid una feria muy interesante, por la gran afluencia de visitantes relacionados con el sector y como punto de encuentro con nuestros colaboradores/clientes”, dice Manu García al hablar de la feria que tendrá lugar los días 27 y 28 de noviembre.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus