15 de octubre, 2020 Equipos, máquinas y herramientas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Leybold refuerza la tendencia hacia las soluciones inteligentes en la investigación y las aplicaciones de laboratorio

Leybold amplía su familia de productos ECODRY plus de bombas de vacío secas multietapa Roots para laboratorio, investigación y desarrollo y aplicaciones analíticas. A los actuales modelos ECODRY 40 y 65 plus se unen ahora los nuevos tamaños de bomba más pequeños ECODRY 25 y 35 plus. Leybold completa así su silenciosa gama de bombas de vacío previo, de bajo mantenimiento y económicas, y llena el vacío entre la SCROLLVAC 18 plus y la ECODRY 40 plus.

Ventajas ergonómicas

Una característica de ECODRY plus, que es particularmente importante en las instalaciones de investigación y en los laboratorios, es su bajo nivel de ruido. "Los clientes ya han apreciado los modelos existentes por esta ventaja ergonómica. Las nuevas ECODRY 25 y 35 plus también tienen un diseño particularmente compacto", dice el gerente de producto Alexander Kaiser, nombrando otra característica importante. Gracias a las optimizaciones técnicas, las bombas de vacío son más pequeñas y más eficientes energéticamente que los productos de la competencia. "Como resultado, conseguimos velocidades de bombeo muy altas con relativamente poco espacio, lo que significa que una cámara puede ser evacuada más rápidamente y se consigue una presión final más baja", resume Kaiser.

Agradable ruido de fondo

Sobre todo, las nuevas ECODRY 25 y 35 plus son particularmente silenciosas, con un nivel de ruido de 52 dB(A). "Una conversación normal tiene un nivel de ruido de unos 55 dB(A)", dice Alexander Kaiser. Por lo tanto, es fácil permanecer cerca de la bomba y tener una conversación normal con el ruido de la bomba que se desvanece en el fondo", explica Kaiser.

Funcionamiento limpio

Otra ventaja de las nuevas ECODRY 25 y 35 plus: no emiten ni vapor de aceite, ni partículas. Esto es particularmente importante en los centros de investigación y laboratorios donde un ambiente de trabajo limpio es esencial. Las bombas multietapa sin aceite Roots ECODRY 25 y 35 plus también tienen un intervalo de mantenimiento de cinco años, durante los cuales funcionan sin necesidad de mantenimiento. No hay que comprobar ni cambiar el aceite, por lo que los usuarios pueden dedicarse plenamente a su investigación y trabajo de laboratorio.

El medidor de presión optimiza el consumo de energía

Mientras que las ECODRY 40 y 65 plus siguen estando disponibles en las dos variantes de voltaje 200-240 voltios para Europa y Asia y 120 voltios para América del Norte, sólo se requiere una variante para cada una de las nuevos ECODRY 25 y 35 plus en todo el mundo. Equipadas con un controlador de bomba integrado, son adecuadas para todos los rangos de voltaje. Los clientes también tienen la opción de conectar un medidor de presión directamente a la bomba de vacío. "Esta integración es interesante porque permite que el rendimiento de la bomba se adapte de nuevo específicamente al requisito respectivo", explica el jefe de producto Kaiser. Con la ayuda del medidor de presión, la bomba determina la presión: si ésta es lo suficientemente baja, la bomba puede reducir su velocidad y se vuelve aún más silenciosa y eficiente en términos de energía. Además, la ECODRY plus emite menos calor, lo que significa que el sistema de refrigeración tiene menos trabajo.

Varias interfaces para el laboratorio inteligente

Esto significa que ECODRY plus no se limita a funcionar, sino que alcanza exactamente el nivel de rendimiento requerido. Además, la ECODRY tiene conexiones para una fácil integración de la bomba en sistemas de control externos y para leer todos los datos de otros sistemas. Con sus diferentes interfaces como USB y RS485, así como el nuevo e intuitivo software LEYASSIST, la nueva ECODRY 25 y 35 plus está, por tanto, perfectamente equipada para todas las futuras aplicaciones industriales 4.0 sostenibles.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus