30 de junio, 2022 Actualidad comentarios
< Volver

Las empresas metalúrgicas españolas tienen que esperar un promedio de 102 días para recibir el pago de sus clientes.

Los precios del acero laminado en caliente en Europa han aumentado un 40% desde que Rusia invadió Ucrania. Esto unido a las constantes subidas del precio de la energía y al incremento de un 40% de los costes de envío, que afecta a las exportaciones, han puesto en una difícil situación a la industria metalúrgica española y a todas las industrias que usan los metales para transformarlos.

Pierre Lemarquier, director de Operaciones de Pouey International, explica que “la paralización parcial de la industria siderúrgica y metalúrgica española tiene unos efectos devastadores en el resto de sectores que dependen de los metales para comercializar sus productos”.

Sectores como la automoción, la energía, la construcción, los transportes, los electrodomésticos o la agroindustria son muy dependientes del acero al ser un componente esencial en la fabricación de sus productos.

Según un estudio de Pouey International en base a un universo de 310 mil empresas europeas que trabajan o dependen del metal (industrias extractivas, manufactureras, comercio), es el sur de Europa (España e Italia) la región que se podría ver más afectada por la crisis, debido a las características de sus empresas, más pequeñas y más expuestas a las fuertes subidas de precios.

Así, la media de ingresos de las empresas españolas del metal es actualmente de 4 millones de euros frente a los 37,1 millones de euros de las compañías alemanas o 23,1 millones de euros de las francesas. Solo las empresas metalúrgicas italianas facturan menos que las españolas, con una media de 1,9 millones de euros. Eso sí teniendo en cuenta que son mucho más numerosas en Italia que en cualquier país europeo. Por otra parte, las ganancias (beneficios netos) de las empresas metalúrgicas españolas son las más bajas, con un promedio de 111.000 euros frente a los 151.000 euros de Italia, 285.000 euros de Francia o los 2,2 millones de euros de las compañías alemanas.

Otro dato relevante de este estudio de Pouey es que las empresas metalúrgicas españolas tienen que esperar un promedio de 102 días para recibir los pagos de sus clientes, en línea con la media europea de 103 días, y mejor que en Italia donde el retraso en los pagos alcanza los 132 días, pero inferior a Francia, donde solo esperan 78 días. En relación con el pago de estas empresas a sus proveedores, Italia sigue siendo la peor parada ya que el plazo promedio se sitúa en los 88 días, frente a los 53 días de España y 49 de Francia, estableciéndose la media en 66 días.

Según datos de IHS Markit, la actividad del sector manufacturero español está estancada por los efectos de la guerra de Ucrania con un índice PMI de 53,3 puntos, cercano a las cifras que indican contracción.

Esta situación ha provocado que muchas empresas que dependen del metal se encuentren con una situación de desabastecimiento y de aumento de sus costes internos.

Pierre Lemarquier asegura que "el incremento del precio de las materias primas les obliga a repercutir a su vez esta subida en sus clientes, con aumentos que pueden alcanzar más del 20% del precio habitual".

Ante esta situación, poder asegurar el riesgo comercial y de sus clientes se ha convertido en una prioridad para las empresas transformadoras del metal. Así, estas empresas deben elegir bien con que clientes finales van a trabajar y disponer de una garantía financiera (seguro de crédito) que cubra los impagos.

Información comercial

Suministrar informes comerciales y financieros creíbles sobre sus posibles clientes puede evitarles elegir socios poco fiables.  

"En el apartado de informes comerciales, Pouey ofrece cartografía dinámica de riesgos de clientes y vigilancia de anuncios legales, así como estudios y análisis a medida basados en nuestras propias investigaciones y en fuentes oficiales", señala Lemarquier. Se trata de información rigurosa y actualizada basada en el análisis humano, informaciones oficiales y datos registrales. Pouey International aprovecha su experiencia internacional con una red de 950 informadores por el mundo entero.

Garantía financiera

Junto a la solvencia de los clientes con los que trabajan, para la industria transformadora del metal es fundamental poder asegurar la supervivencia de su negocio ahora que sus costes han aumentado y que las aseguradoras tradicionales no cubren este incremento de su riesgo.
 
Lemarquier explica que “para asegurar la cifra de negocios de estas empresas, Pouey International cuenta con el seguro de crédito Serenitas, que garantiza financieramente entre el 50% y el 70% de los clientes rechazados, limitados o anulados por las compañías de seguro de crédito tradicionales”. Ofrece hasta 300.000 euros de riesgo comercial por cliente y la garantía de deudas.

Serenitas es una solución por casos individualizados y no necesariamente para el conjunto de la cartera de clientes de una empresa y se aplica a todos los clientes, tanto los localizados en España como en el extranjero. La indemnización acordada corresponde al 100% de la cantidad garantizada sin IVA.

Lemarquier afirma que “se trata de una garantía complementaria al seguro de crédito que se haya contratado y lleva asociados varios servicios: Informes rigurosos sobre la solvencia de los clientes, financiación sin recurso a medida de las facturas, y, finalmente, la gestión de la cuenta por parte de Pouey International con seguimiento contable y cobro amistoso incluido”.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.