16 de noviembre, 2020 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con su nueva sede, la empresa quiere aumentar su producción y abrirse a nuevos mercados.

Cafisur, empresa de calderería industrial que pertenece al grupo CMZ, ha concluido recientemente su traslado a su nueva planta situada en el Parque Tecnológico Tecnobahía (El Puerto de Santa María, Cádiz). La nueva nave cuenta con más de 8.200 metros cuadrados de superficie útil sobre una parcela de 16.000 metros cuadrados y favorecerá un aumento notable de las capacidades productivas de la compañía.

Cafisur es una empresa de reciente creación respaldada por la experiencia y la tradición de CMZ. Comenzó su actividad en 2016 centrada totalmente en la fabricación de los carenados y componentes cuya materia prima esencial es la chapa. Previamente, CMZ diseñaba los elementos de chapa de los tornos y los ensamblaba. A su alrededor, una red de proveedores externos quedaba a cargo de la fabricación de los mismos. Sin embargo, siguiendo la filosofía del grupo de abarcar casi la totalidad del proceso productivo de los tornos CNC, se optó por la necesidad de optimizar esta fase con la puesta en marcha de una planta propia que permitiera internalizar esta fase de la fabricación de las máquinas.

La decisión de tener la sede de Cafisur en Cádiz fue debida a varios motivos. La disponibilidad de mano de obra muy cualificada propiciada por el declive de la industria naval en la provincia andaluza fue un factor clave. Hasta hace poco, se trataba de un sector que empleaba a miles de trabajadores altamente cualificados y con una dilatada experiencia en la construcción de estructuras metálicas. Las ventajas estratégicas intrínsecas a la ubicación geográfica con buenas conexiones comerciales sumadas a la alta cualificación del personal, se han convertido en el binomio perfecto para apostar por Cádiz como enclave estratégico.

La empresa de calderería industrial se instala en el Parque Tecnológico Tecnobahía entre tres de las consideradas Tier-1 y proveedores de primer nivel de aeroestructuras: la aeronáutica andaluza Alestis, Aernnova y Aciturri.

A pesar de la crisis económica y sanitaria actual marcada por la COVID-19, Cafisur sigue fiel a su hoja de ruta y a su plan inversor. Tras 4 años de actividad, la empresa gaditana ha alcanzado el límite de capacidad de la nave de 3.000 metros cuadrados que hasta ahora había ocupado en el Polígono El Palmar (El Puerto de Santa María). Este cambio de sede va encaminado a lograr el objetivo de incrementar un 50% la fabricación aumentando la facturación hasta los 10 millones de euros en los próximos 5 años. Para conseguirlo, también habrá un aumento de la actual plantilla.

Cafisur centra su actividad en abastecer y cubrir plenamente las necesidades de CMZ. Con el aumento de su capacidad de producción, la empresa quiere abrirse a nuevos mercados para llegar a ser un referente en el sector de la calderería industrial.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus