18 de julio, 2019 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

La estimación de la contribución económica de su actividad en España ascendió a más de 5.118 M€ en 2018, un incremento del 6% respecto al ejercicio anterior.

ArcelorMittal presenta su Informe anual de Sostenibilidad de sus plantas en España que recoge información sobre su aportación de valor al conjunto de la sociedad (económico, social y ambiental) en el ejercicio de 2018. El informe, íntegramente online, recoge también los compromisos, objetivos y desafíos que debe abordar la industria del acero: el elevado coste energético, el incremento de las importaciones de acero de países extracomunitarios, el precio de las emisiones de CO2, el encarecimiento de las materias primas, la sobrecapacidad, las tensiones geopolíticas globales o las incertidumbres ante los desafíos que pueda plantear la digitalización.

El balance del ejercicio de 2018 comienza con la que constituye la máxima prioridad para ArcelorMittal: la Seguridad y Salud de las personas que trabajan con ellos. Por tercer año consecutivo, ArcelorMittal no registró ningún accidente mortal en sus instalaciones en España, un dato que viene acompañado por la notable reducción del Índice de Frecuencia de accidentes, que bajó un 56,6 % con respecto a 2017, pasando de 0,99 a 0,43 en 2018. La Seguridad y la Salud son los pilares sobre los que se asienta su visión de crear acero seguro y sostenible. Por eso, es imprescindible que sigan trabajando en la concienciación de una cultura preventiva sólida que minimice los riesgos y les permita alcanzar la meta de cero incidentes y cero accidentes.

El pasado ejercicio estuvo marcado por las políticas de lucha contra el Cambio Climático, que inciden directamente en nuestra actividad en España. En ArcelorMittal están comprometidos con la transición hacia una economía baja en carbono y creemos con firmeza en el potencial del acero para contribuir a un futuro sostenible y eficiente en el uso de recursos. En este sentido, han presentado recientemente su primer Informe de Acción por el Clima en el que nos marcamos el objetivo de reducir significativamente las emisiones de CO2 a escala mundial y alcanzar un balance cero en emisiones de carbono en Europa con el horizonte de 2050. Están comprometidos con el cumplimiento de la Agenda 2030 y comparten los objetivos del Acuerdo de París. Creen que la combinación de nuestras tecnologías innovadoras y el apoyo de un marco político favorable pueden hacer que esta transición sea una realidad.

En España, este compromiso se evidencia en el Plan de Mejora Ambiental de ArcelorMittal Asturias anunciado a finales de 2017, con una inversión de 214 millones de euros a ejecutar entre 2018 y 2022 con el objetivo de optimizar nuestros estándares ambientales. La inversión está focalizada especialmente en la mejora de la calidad del aire, para lo que se ha fijado el objetivo de reducir durante la vigencia de este plan un 56 % las emisiones canalizadas y un 50 % las difusas. Además, desde 2011 se viene implementado en Asturias un extenso programa de inversiones ambientales, cuyo resultado ha permitido reducir un 40 % nuestras emisiones de partículas por tonelada de acero entre 2012 y 2017. Además, en 2018 sus instalaciones industriales en España llevaron a cabo 20 proyectos de inversión enfocados a la mejora medioambiental (14) y de eficiencia energética (6), con una inversión de 5,8 millones de euros. Unas inversiones en Sostenibilidad que desde 2011 acumulan 136 millones de euros.

El mundo está girando hacia un modelo basado en la Economía Circular y las propiedades de reciclabilidad infinita del acero lo convierten en el material de referencia. En 2018 incrementamos un 4,5 % el reciclado de acero mediante el uso de chatarra. Cada tonelada de chatarra reciclada evita la emisión de 1,3 toneladas de CO2, por lo que el volumen de acero reciclado en nuestras instalaciones evitó que 2,9 millones de toneladas de CO2 fuesen emitidas a la atmósfera.

La apuesta de ArcelorMittal por el futuro de las plantas en España se tradujo en más de 169 millones de euros destinados a la mejora y adaptación de las instalaciones para reforzar su competitividad. En este sentido, ArcelorMittal sigue confiando en la I+D como garantía de su liderazgo tecnológico dentro de la siderurgia que le permita redefinir el proceso siderúrgico y contribuir positivamente a la lucha contra el cambio climático. En 2018 invirtió 40,2 millones de euros en labores de investigación y desarrollo en España, un incremento del 64 % con respecto a la inversión de 2017. Sus centros de I+D en Asturias y el País Vasco juegan un papel estratégico para garantizar la competitividad de nuestras instalaciones y afianzar la estrategia de la compañía: proveer de soluciones de acero sostenible a nuestros clientes.

En el contexto económico, la aportación de ArcelorMittal a la competitividad de la economía española se refleja en los productos y soluciones que ofrecen a sectores tan relevantes de la industria española como la automoción, la construcción, los electrodomésticos, los bienes de equipo o el mercado de los envases de acero. Además, las actividades de cada una de sus plantas tiene un peso muy relevante para el desarrollo de las diferentes comunidades (compras, salarios, impuestos, inversiones sociales, etc.), ayudando a mantener un importante tejido industrial local. La estimación de la contribución económica de nuestra actividad en España ascendió a más de 5.118 millones de euros en 2018, un incremento del 6 % respecto al ejercicio anterior, contribuyendo sustancialmente a la riqueza del país.

En ArcelorMittal miden la sostenibilidad de sus acciones sobre la base de los 10 Objetivos de Desarrollo Sostenible y que, a su vez, están relacionados con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos por Naciones Unidas (ODS) que afectan a nuestras operaciones o se ven afectadas por esta. Sus 10 Objetivos de Desarrollo Sostenible están alineados con los ODS, tienen identificados en qué ODS impactamos, cuáles son materiales para su negocio y cuales son de especial aplicación en los países en los que operan. Creen firmemente en este compromiso que constituye un ejemplo de colaboración entre el mundo empresarial, los gobiernos y la sociedad civil. No obstante, deben seguir trabajando para dotarles de un enfoque estratégico de manera que contribuyan a la creación de valor a largo plazo de la Compañía.

En este contexto, integrar la sostenibilidad y el desarrollo sostenible en sus procesos de toma de decisiones se ha convertido en una de las cuatro prioridades estratégicas del Grupo. Una gestión responsable que les permita demostrar que el acero contribuye de forma positiva al tránsito hacia una economía baja en carbono, circular y sostenible que el mundo necesita.

José Manuel Arias, Country Head de ArcelorMittal en España, ha subrayado que “ArcelorMittal está liderando el desarrollo de diversas nuevas tecnologías, incluyendo la captura de carbono y el uso de fuentes de energía alternativas, como energías limpias y fuentes renovables de carbono. Pero ninguna industria puede lograr una descarbonización actuando en solitario. Se necesita colaboración y cooperación entre los líderes políticos, empresariales y de la sociedad civil para establecer un sistema que apoye y permita un proceso de descarbonización sostenible, que tenga en cuenta los factores económicos y motores específicos de cada industria. Estamos convencidos de que el acero desempeñará un papel fundamental en este camino, por lo que debemos aprovechar las oportunidades y anticiparnos a los desafíos para construir una empresa más sólida, resiliente y sostenible”.

Puede consultar el Informe de Sostenibilidad online en el siguiente enlace.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus