29 de noviembre, 2018 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Phoenix Contact presenta un nuevo sistema de alimentación ininterrumpida QUINT UPS para carril DIN que permite alimentar directamente cargas AC de forma fiable.

Los sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) suministran corriente a una fábrica o empresa aunque falle la red de alimentación. En el caso de la industria metalúrgica, en el que las paradas imprevistas pueden suponer un importante coste, tener instalado un buen SAI puede contribuir a no tener sobresaltos en la red de alimentación. Para evitar esta problemática, existen una amplia gama de soluciones SAI para aplicaciones AC y DC que ayudan a proteger las instalaciones industriales frente a fallos de alimentación. 

Estas soluciones integradas con fuente de alimentación o acumulador de energía, también ofrecen un sistema SAI con ahorro de espacio. Además, cuentan con un software que permite configurar y supervisar su sistema. Con los módulos buffer es posible ampliar el sistema de alimentación ininterrumpida así como puentear tiempos de parada cortos de hasta 30 segundos. 

Este nuevo SAI industrial con Tecnología IQ es del tipo VFI-SS-111, con lo que permite una transición sin problemas proporcionando una curva senoidal pura tanto en el funcionamiento de red como en modo batería. Este sistema tiene una potencia nominal de 1 kVA y puede combinarse con una amplia gama de distintos tipos de baterías. 

Gracias a la Tecnología IQ es posible un uso óptimo de los tiempos buffer y una supervisión preventiva del acumulador de energía. De este modo, el SAI AC ofrece información en todo momento sobre el estado de carga, la duración restante y la vida útil de la batería aumentando así la disponibilidad de la instalación. 

Tiene también una interfaz USB integrada, lo que permite unir por ejemplo PC’s industriales con el sistema de alimentación ininterrumpida y apagarlos de forma controlada cuando sea necesario. Además, mediante la función de arranque en frío BAT-START es posible iniciar la instalación desde el acumulador de energía sin red de entrada. 

El sistema de alimentación ininterrumpida QUINT AC puede conectarse en paralelo tanto para redundancia como para aumento de potencia. Mediante el ajuste de distintas tensiones de salida así como la detección de tensión automática es posible un uso con cualquier tensión de red en todo el mundo. 

El amplio rango de temperatura de -25 °C a +60 °C garantiza el uso incluso en las aplicaciones industriales más exigentes. Muy recomendable como decíamos para la industria del metal, donde un fallo en el sistema de alimentación puede conllevar grandes pérdidas en la producción, ya sea una industria siderúrgica o un fabricante de máquinas-herramienta.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus