21 de abril, 2015 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Shad, líder en Europa en la fabricación de maletas y asientos para motos incorpora el primer UR5 en su planta en Mollet del Valles, optimizando sus líneas de producción y mejorando el entorno de trabajo de sus operarios.

La empresa NADSL, más conocida por su marca de maletas Shad, fabrica primeros equipos (asientos y maletas), para los principales fabricantes de motos a nivel mundial. La compañía ha elegido los robots colaborativos de Universal Robots para optimizar sus procesos de producción, por su facilidad de uso y la posibilidad de trabajar sin barreras de protección. El robot de seis ejes, UR5 trabaja ‘codo a codo’ con los operarios en un espacio compartido, liberándolos de las tareas más repetitivas como los procesos de atornillado de las maletas, mejorando la calidad y los tiempos de producción y contribuyendo a la mejora del área de trabajo.

La planta de NADSL con sede en Mollet del Valles, Barcelona, cuenta con más de 40 años de historia en la fabricación de primeros equipos para motos, principalmente asientos y maletas para OEMs como Yamaha, Honda, Suzuki, Piaggio, Peugeot y BMW. La compañía que también fabrica y comercializa maletas y asientos, bajo su propia marca SHAD, ha ido ampliando su catálogo de productos en los últimos años incorporando, bolsas para motos, maletas para quads, respaldos custom para scooters y accesorios de comunicación como kits de manos libres Bluetooth y soportes para smartphones.

Para la firma, la mejora tecnológica tanto en el diseño como en la producción de nuevos productos es uno de sus principales retos. Habían considerado previamente la instalación de un robot, pero las características de su producción basada en series cortas, no justificaba el coste de los robots tradicionales. Además de la rentabilidad, buscaban una solución que pudiese trabajar junto a sus operarios en un espacio reducido. El UR5, el modelo de 18Kg de Universal Robots, reunía estas características. Pudiendo además ser instalado utilizando prácticamente el mismo espacio que se utiliza para realizar el montaje manual de las maletas con un coste inicial parecido al de un robot normal, pero con una instalación mucho más sencilla, lo que reducía al mínimo los costes de puesta en marcha.

La instalación del robot fue realizada por los mismos operarios siguiendo dos etapas: en una primera fase se realizaron pruebas donde se utilizaba el robot con un atornillador neumático y, al mismo tiempo, se atornillaban las mismas piezas manualmente y por el mismo operario. Esta etapa sirvió para comparar el proceso de automatizado y el manual, y permitió a los responsables de la línea de producción determinar la mejor manera de configurar el robot para optimizar el proceso colaborativo entre robot y operario. En la segunda fase, la instalación se realizó para que el operario pudiese llevar a cabo la preparación manual (como situar las piezas en su posición en la línea) mientras el robot realiza las tareas más repetitivas de coger tornillos y atornillar las piezas. De este modo, ha sido posible optimizar la tarea, permitiendo montar las piezas en la mitad de tiempo.

“La instalación del robot representa una mejora tecnológica en la producción que mejora el ambiente de trabajo la calidad del producto y al mismo tiempo nos ayuda a disminuir costes”, sostiene Joan Planas, ingeniero de NADSL

Vicosystems, distribuidor oficial de Universal Robots en Cataluña ha sido el proveedor del robot en NADSL. En Shad se muestran satisfechos con la aplicación del robot, que ha mejorado las condiciones de trabajo de los operarios, gracias a que ahora es el UR5 quien realiza las tareas más repetitivas como el atornillado. El desarrollo del programa se realizó en menos de dos semanas, y en uno o dos días el resto de operarios podían realizar las tareas de mantenimiento y reajuste de la configuración (modificar la posición de los puntos, programar temporizadores, etc.). El robot UR dispone, además de un sistema guiado para configurar los puntos de paso del robot, el modo teach, no obstante como explica Joan Planas “para los operarios fue muy sencillo familiarizarse con la interfaz gráfica del robot”.

El robot de Universal Robots es el primer robot colaborativo que instala el fabricante catalán, pero tras unos resultados muy positivos Shad prevé instalar un segundo robot en otras áreas de su línea de producción.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus