29 de enero, 2020 Casos de éxito comentarios Bookmark and Share
< Volver

En su centro logístico recibe al año 31.000 palets y su sistema de transporte automatizado ahorra 40 horas a la semana. Se utilizan tres robots MiR1000 con Inteligencia Artificial mejorando la navegación y la capacidad de distinguir entre humanos, carretillas elevadoras y otros obstáculos y reaccionan para una mayor eficiencia, optimizando el ahorro de costes de una forma fácil y segura.

La empresa danesa ICM Logistics, fundada en 1946, ha evolucionado a través del crecimiento orgánico y la adquisición de empresas relacionadas con la seguridad y la higiene. Tiene una facturación anual de 53,5 millones de euros. Cada año llegan a su centro logístico toneladas de mercancías en un total de 31.000 palets. El personal del almacén gestiona 100.000 pedidos al año, esto significa que la logística interna de alta eficiencia es Alfa y Omega.

Su almacén de alta tecnología, con sus innumerables operaciones de transporte de palets que se realizan entre las 7:00h y las 22:00h., está situado en Odense (Dinamarca), en el que el personal gestiona 100.000 pedidos al año, la mayoría de los cuales se entregan al día siguiente.

El almacén de gran altura funciona con carretillas tripuladas que se desplazan por pasillos estrechos formados por estanterías que alcanzan los 12 metros de altura, retirando o colocando palets en posición en las estanterías.

La logística en el almacén de gran altura se desarrolla a través de una moderna combinación de empleados, robots móviles colaborativos y camiones. La configuración de la empresa ICM Logistics consiste en 3 robots móviles MiR1000, 4 carretillas de gran alcance tripuladas, 10 apiladores manuales y 26 empleados.
Los robots 3 robots colaborativos de Mobile Industrial Robots, dotados con Inteligencia Artificial y capaces de recoger, transportar y entregar automáticamente palets de hasta 1.000 Kg. a través de entornos altamente dinámicos, entregan en ICM Logistics los palets en un flujo constante hasta los extremos de los pasillos. El personal logístico experimentado en el área de recepción del almacén resuelve tareas complejas, al tiempo que se asegura que los robots se encarguen de las tareas de transporte interno.

Como señala Jesper Lorenzen, Asistente de Almacén en ICM Logistics, cuyo trabajo ha cambiado tras la incorporación robótica colaborativa, "gracias a la inversión en tres robots MiR1000, ahora tres empleados ahorran cada uno varias horas en sus actividades diarias. Ya no tienen que dedicar tiempo a mover manualmente los palets desde una apiladora a los pasillos del almacén de gran altura". En cambio, pueden colocar los palets en estanterías MiR especiales, de las cuales estos robots colaborativos recogen los palets y los transportan a al final de los pasillos del almacén para que sean recogidos por carretillas de gran alcance que los colocan en las estanterías correspondientes de gran altura.

Según Lorenzen, “los operadores de camiones de gran alcance informan automáticamente cuando han cargado un pallet de un estante, de modo que sólo tengo que pulsar un botón en la pantalla de la tablet y enviar un robot MiR a una misión. De esta forma los robots se aseguran de que las carretillas de gran alcance estén siempre provistas de palets".

Colaboración de robots con empleados y camiones y ahorro 40 horas a la semana

Según explica el Director de la Cadena de Suministros de ICM, Søren Jepsen, la compañía transporta mercancías a través de distancias relativamente largas en el gran centro logístico. "Por eso nos centramos en la racionalización de nuestro transporte interno. Nos hemos dado cuenta de que los robots MiR pueden marcar una gran diferencia", afirma. El sistema de transporte automatizado de palets ha ahorrado 40 horas a la semana, tiempo que el personal dedica a actividades más complejas y de mayor valor.

Los operadores de camiones de alto alcance utilizan un mapa en una tablet para ver en todo momento dónde están los robots de todo tipo de tamaños, y los robots móviles se hacen notar utilizando señales de audio y luces en las áreas más concurridas. Esto es una muestra de la estrecha colaboración entre camiones y robots colaborativos y en una empresa con un tráfico interno constante, la comunicación entre los vehículos es vital para evitar que las diferentes máquinas se bloqueen mutuamente.

La compañía danesa ha programado una ruta dedicada a los robots móviles, liberando espacio para otros tráficos en su centro logístico. Anteriormente, el espacio era muy reducido debido a las numerosas operaciones con apiladores manuales en las principales rutas de tráfico, que ahora han sido sustituidas por los robots autónomos móviles.

El software de gestión de flotas “MiR Fleet”, también garantiza que las tareas se distribuyan entre los robots móviles, de modo que el robot colaborativo que pueda llevar a cabo la tarea en el menor tiempo posible sea el que lo haga de forma automática, y también garantiza que -entre tareas- los tres robots móviles se desplacen automáticamente a una estación de carga y se carguen, de modo que se optimicen los tiempos de inactividad.

En total, los robots colaborativos han ahorrado aproximadamente 40 horas a la semana en la empresa ICM Logistics, tiempo que el personal anteriormente dedicaba al transporte interno, moviendo mercancías entre el área de recepción y las áreas de posicionamiento. Ahora estos empleados pueden centrarse en actividades de mayor valor, es decir, en la planificación y optimización. Ya que hay otras tareas como la evaluación, el manejo y la priorización de los palets que son complicadas y deben ser resueltas por personas ya que requiere de conocimientos y experiencia porque hay que tener en cuenta muchos parámetros.

A este respecto, el Asistente de Almacén y Responsable de la Recepción de Mercancías en ICM Logistics señala: "Los robots nos hecho ahorrar tiempo a los operarios, que ahora podemos utilizar para optimizar el almacén y afinar el flujo. Nos hemos acostumbrado a la nueva tecnología y hemos aprendido a trabajar de una forma completamente diferente. Cuanto más la aplicamos, más tiempo ahorramos gracias a la automatización con robots móviles colaborativos".

Robots fáciles de usar

Los robots móviles no solo han aumentado la eficiencia de la compañía, según Brian Brandt, Gerente de Almacén, también han mejorado el ambiente de trabajo. Él ve muchas perspectivas positivas en la inversión en tecnología que aumenta tanto la capacidad como la satisfacción en el trabajo. Tal y como afirma: "Es muy divertido trabajar con robots móviles, poder mover algo de A a B sin siquiera tocarlo, es realmente genial. El diseño de los robots MiR es tan sencillo y fácil de usar", al observar el paso de un robot MiR1000 que lleva una carga de 600 kg de paños de limpieza en un palé.

El Director de la Cadena de Suministros de ICM Logistics, Søren Jepsen, explica que diseñar el flujo de trabajo óptimo para todo el flujo de tráfico y transporte de mercancías en el centro logístico ha sido un proceso de aprendizaje. Y afirma: "Debemos estar preparados para poder entregar a nuestros clientes en 24 horas, esto significa que se debemos de utilizar nuestros recursos con astucia. Por ello, estamos invirtiendo en nueva tecnología para proteger a nuestro personal y atraer a nuevas personas con talento".

En ICM Logistics, la dirección ve un claro potencial en la automatización de más procesos. En este momento, se trata del flujo desde el área de recepción de mercancías hasta los pasillos de almacenamiento, sin embargo, a largo plazo la empresa también automatizará el transporte desde el picking hasta la entrega de mercancías y obtendrá aún más beneficios de los robots colaborativos móviles.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus