23 de septiembre, 2019 Casos de éxito comentarios Bookmark and Share
< Volver

La compañía de automoción, que ha comprendido la necesidad de automatizar algunas tareas de logística interna en una planta en la que se fabrican 2.000 vehículo al día, adquiere tres robots MiR100 de la empresa danesa.

El pionero Henry Ford transformó la vida de muchas personas con su visión de hacer accesible un coche tan práctico como asequible, hoy en día Ford Motor es uno de los principales fabricantes de automóviles del mundo. En su fábrica de Almussafes-Valencia, España, que es una de las plantas Ford más innovadoras de Europa, la planta produce modelos tan populares como Ford Kuga, Mondeo y S-Max. La empresa fabrica 2.000 vehículos al día en una superficie de 300.000 m².  En esta enorme instalación, la empresa ha logrado optimizar su logística interna con tres robots industriales móviles autónomos de robots MiR.

Pepe Pérez, Gerente de Comunicación Corporativa de Ford España, asegura: “Estamos orgullosos de contar con una de las fábricas más innovadoras de Europa y de ser pioneros en la utilización de robots móviles colaborativos para el reparto de material industrial que nos permiten mayor eficiencia en nuestra intra-logística”.

La producción en la planta de Ford está altamente automatizada con robots industriales multi-punto como elemento clave. Para mantener la producción de Ford en funcionamiento, es esencial entregar material industrial y de soldadura de repuesto a las diferentes estaciones robóticas de la planta de Carrocería y Estampación. Sin embargo, antes de la implementación de los robots MiR, esto se hacía manualmente y era una tarea repetitiva, lenta y sin valor añadido para los empleados de Ford. Por lo tanto, hace un año y medio, Ford compró su primer robot autónomo MiR100 en colaboración, que suministra piezas de repuesto a la planta de fabricación de Ford. El robot móvil evita obstáculos imprevistos, es capaz de modificar su recorrido o detenerse cuando sea necesario y trabaja de forma segura junto a las personas y otros vehículos de la planta.

Eduardo García Magraner, gerente de ingeniería del área de Body & Stamping de la moderna planta Ford en Valencia, afirma que “de los 3 robots MiR100 que utilizamos actualmente, el primero que llegó a nuestra fábrica le bautizamos como Survival, porque lo que ha hecho es sobrevivir a un entorno totalmente hostil”.  Y añadió “lo programamos para que aprendiera todo el mapa de la planta, ésto, junto con los sensores con los que está equipado, hace que no necesite ninguna ayuda externa para circular con seguridad”. Y añade; “cuando empezaron las pruebas, los operarios se quedaban mirándolo al verle pasar, como si estuviesen en una película de ciencia-ficción. Ahora siguen con sus trabajos sabiendo que el robot es lo suficientemente inteligente como para trabajar a su alrededor”.

Ford probó el robot durante un tiempo y concluyó: “Funcionó a la perfección, se ha convertido en un miembro muy valioso del equipo, esperamos que podamos llevarlo a otras instalaciones del Ford”, aseguró García Magraner. La compañía introdujo los otros dos robots móviles poco después del primero.

García Magraner añadió: “Una de las primeras aplicaciones que desarrollamos en la planta de Body& Stamping de Ford España con el robot autónomo de colaboración MiR fue el transporte de repuestos para equipos de producción desde el almacén hasta las líneas de producción. Y ahora, podemos decir que Survival ha sobrevivido a este ambiente hostil, y hoy sigue distribuyendo estos artículos desde el almacén a las líneas de producción”.

Una de las principales razones para elegir los robots móviles de MiR fue la flexibilidad de los robots, que es posible gracias a la navegación autónoma. Miguel Montaña, Analyst Maintenance Control, afirmó: “Para nosotros era importante que los 3 robots MiR tuvieran una característica principal. Así, para la navegación del robot no se necesitaban elementos externos, como balizas externas, imanes o cintas en el suelo. Así que simplemente mapeamos el área de prueba y el robot comenzó a trabajar, así de fácil. En un entorno tan complejo como el nuestro, eso es muy importante”.

Para los empleados de Ford, uno de los temas principales fue la facilidad de uso. Eduardo García Magraner aseguró: “El robot está muy bien configurado para que pueda ser utilizado por cualquier persona que no esté familiarizada con el mundo de los robots móviles colaborativos. El sistema es muy fácil de usar, ya que los 3 robots MiR tienen sus propias rutas a través de la extensa área de la fábrica”.

Para adaptar los robots MiR a sus necesidades, Ford decidió equipar los 3 robots MiR con un estante automatizado con 17 ranuras para acomodar materiales de diferentes pesos y tamaños. Para evitar errores, la apertura y cierre de estas ranuras está automatizada, lo que significa que los operadores de cada zona sólo tienen acceso a los materiales que les han sido asignados. Helios Álvarez, gerente de la planta de carrocería y estampación, dijo que “la incorporación de los 3 robots MiR nos ha permitido convertir una distribución rutinaria de repuestos en un trabajo altamente cualificado”.

Estos robots MiR son los primeros robots móviles autónomos de colaboración utilizados en Europa en una planta de producción de Ford. En este sentido, Alvarez añade: “La satisfacción que hemos conseguido con la implantación de estos 3 robots MiR en la distribución de materiales industriales nos está permitiendo abrir nuevos campos de expansión para incorporar nuevos robots MiR dentro del ámbito de la planta de Carrocería y Estampación e incluso ir más allá, a otras áreas dentro de esta fábrica. Desde que hemos podido demostrar que estos robots son capaces de aprender su camino por sí mismos y además, interactúan perfectamente con nuestros empleados y carretillas elevadoras y cualquier elemento en movimiento con total seguridad”.

Publicidad
comments powered by Disqus