Publicidad

Empresas Premium

19 de noviembre, 2021 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

El proyecto U-CROSS habilita expositores monitorizados para lanzar ensayos de exposición en condiciones atmosféricas reales.

El proyecto U-CROSS ha calibrado sensores ultrasónicos de corrosión (UCS) para la detección en tiempo real de corrosión localizada en aleaciones de aluminio, con el objetivo de estudiar imprimaciones anticorrosivas y la disminución de inhibidores. Este proyecto, coordinado por Cidetec Surface Engineering que cuenta con la participación de Dassault Aviation, INSA Lyon, Mistras, Titania y UBFC, tiene como objetivo validar la tecnología desarrollada.

Con el objetivo de testar la tecnología UCS en un escenario realista, acorde al ambiente de exposición de los aviones en servicio, Cidetec Surface Engineering y Titania han habilitado en sus instalaciones sendas estaciones atmosféricas, gracias a las cuales se realizará un ensayo de exposición ambiental durante al menos 18 meses en dos ambientes corrosivos diferentes: la costa cantábrica (Cidetec/CTC) y la costa atlántica-sur (Titania).

Ambas estaciones, totalmente operativas, con los sensores atmosféricos y el equipo de adquisición a punto, cuentan con un bastidor con estructura de madera en el que se instalarán las muestras y los demostradores para el ensayo de exposición.

Tras dos años desde que se diera el banderazo de salida, el proyecto, cuyo presupuesto asciende a un millón y medio de euros, se encuentra en el ecuador de su duración y ya se han publicado algunos resultados de pruebas en laboratorio. Este hito marcará el éxito de U-CROSS, gracias al cual la industria aeronáutica podría solventar uno de sus mayores problemas: los costes de mantenimiento e inspección. De esta forma, la detección temprana de la corrosión permitirá subsanar de forma preventiva futuros daños, ahorrando grandes costes a las compañías aeronáuticas.

Publicidad
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus