10 de diciembre, 2018 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con el fin de optimizar el ciclo de inyección, Infranor cuenta con una solución integral para la automatización de funciones como desmoldeo, desenroscado, expulsión o giro de molde para bi-inyección.

Como en muchas otras aplicaciones, minimizar el tiempo de ciclo es uno de los retos de los desarrolladores y fabricantes de maquinaria de inyección de plástico. Si bien, en este sector cobra especial importancia debido a que se trata del proceso más común para la producción de piezas de plástico y, por tanto, el que produce mayores cantidades de piezas.

El proceso de inyección debe estar especialmente medido, especialmente el cierre del molde, la aproximación, la inyección, el enfriamiento y la apertura, entre otros. Es necesario controlar cada tiempo del proceso, por lo que el control de velocidad y posición de los distintos elementos que intervienen en el molde es clave para reducirlo.

Además, cabe tener en cuenta el alto nivel de calidad exigido. Desde juguetes y menaje hasta piezas para el sector de la automoción o incluso aeronáutico exigen homogeneidad y repetitividad de todas las piezas. En este caso, la clave está en conseguir que la posición del molde y sus diferentes funciones sea cada vez más precisa y permita ser controlada.

Por otro lado, es cada vez más habitual el uso de inyectoras en salas blancas para producir piezas destinadas al sector médico y farmacéutico. En este tipo de ambientes no pueden utilizarse sistemas hidráulicos, lo que obliga a utilizar sistemas eléctricos más limpios y eficientes.

Por todos estos motivos, Infranor  cuenta con una solución integral para optimizar el ciclo de inyección mediante el control de un motor eléctrico de tipo brushless. El sistema está compuesto por una pantalla táctil sobre la que el usuario puede modificar cualquier parámetro, un variador digital que controla al motor eléctrico en posición, par y velocidad, y la maniobra eléctrica asociada en un armario estanco. Funciones como el desmoldeo, el desenroscado, la expulsión o incluso el giro del molde para bi-inyección pueden llevarse fácilmente a cabo, obteniendo mayor eficiencia y precisión, siendo además un sistema apto para salas blancas.

El Grupo Infranor  es experto en ofrecer soluciones personalizadas y existe la posibilidad de adaptar sus productos o incluso realizar diseños especiales para cumplir con las necesidades concretas de cada aplicación y fabricante.

Tags:
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus