22 de junio, 2020 Equipos, máquinas y herramientas comentarios Bookmark and Share
< Volver

"En comparación con la soldadura manual, nuestros clientes pueden unir más componentes en el mismo tiempo", afirma Anton Leithenmair, Director del área de negocio Welding Automation en Fronius.

La creciente automatización con robots es cada vez más común en empresas comerciales e industriales. Los robots no solo minimizan los tiempos de inactividad, sino que el rango de movimiento de sus brazos articulados también permite la soldadura de diferentes formas de componentes. Y esto es exactamente lo que hace la nueva celda de soldadura robotizada FRW de Fronius. Además, en combinación con la innovadora tecnología de soldadura Fronius, ofrece una excelente relación calidad-precio.

Esto beneficia tanto a grandes como a pequeñas y medianas empresas, para las que lo más relevante no es la producción a gran escala, sino la variedad de formas de componentes de diferentes diseños. Una celda de soldadura robotizada debe ser capaz de soldar muchos componentes diferentes, aumentar la productividad y ser económicamente viable en un período de tiempo razonable.

Existen tres tipos de celdas de soldadura. La diferencia radica en el diseño de los posicionadores de giro, que recogen los componentes y los giran en la celda de soldadura. Todas las variantes pueden equiparse con diferentes robots. El robot, el posicionador y el control se encuentran instalados en una sola plataforma. Esto facilita la configuración y ahorra tiempo. Otra ventaja de la celda de soldadura robotizada FRW de Fronius son los cortos tiempos de ciclo gracias al funcionamiento con dos estaciones: el posicionador no solo puede cargarse con un componente adicional al finalizar el proceso de soldadura, sino también durante la soldadura.

Software de programación para un mejor funcionamiento

El software opcional de simulación y programación offline permite a los clientes programar los movimientos del robot y optimizar los procesos de soldadura desde el PC. La característica especial aquí es que deja de ser necesario interrumpir los trabajos de soldadura en curso. Así se evitan tiempos de inactividad innecesarios. Otras ventajas son la reducción de los tiempos de puesta en marcha, un cambio de componentes más rápido y el aumento de la productividad.

"En comparación con la soldadura manual, nuestros clientes pueden unir más componentes en el mismo tiempo. Con la misma calidad e independiente de la geometría del componente. Esto supone importantes ventajas competitivas y de costes", explica Anton Leithenmair, Director del área de negocio Welding Automation en Fronius.

El lanzamiento al mercado de los nuevos sistemas de soldadura robotizada será inicialmente en Europa. También se están estudiando otros posibles mercados fuera del continente.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus