7 de abril, 2021 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

A pesar de tratarse de sectores que han sufrido un fuerte impacto y desgaste por la pandemia, el Gobierno los ha dejado fuera de la relación de actividades que pueden acogerse a las nuevas ayudas para empresas y autónomos.

La Federación de Empresarios del Metal, FEDEME, ha remitido este 7 de abril al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través de la CEOE, un completo informe en el que solicita y justifica la necesaria incorporación de los sectores aeroespacial, automoción y estaciones de servicio dentro del plan de ayudas directas a empresas y autónomos regulado por el Real Decreto Ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19.

En este informe FEDEME argumenta ampliamente las razones que justifican la incorporación de dichos sectores en la relación de actividades económicas que podrían tener derecho a beneficiarse del paquete de medidas diseñado por el Gobierno, por lo que confía en que el Ejecutivo esté dispuesto a realizar modificaciones y ajustes en el texto ante la incomprensible decisión de dejarlos fuera.

“La falta de ayudas en sectores tan castigados podría tener consecuencias desastrosas y acarrear irreparables pérdidas en el tejido empresarial e irremediables ajustes de plantillas ante la imposibilidad de sostenerse en las actuales circunstancias, de ahí la importancia de ampliar el espectro de potenciales beneficiarios de las ayudas”, recalca el presidente de FEDEME, Francisco Javier Moreno Muruve.

Aeroespacial

En este caso, FEDEME solicita incluir todos los CNAES relacionados con el sector aeroespacial y sus actividades conexas al tratarse de una de las actividades especialmente castigadas por la pandemia como consecuencia de la paralización del turismo.

Así, atendiendo a los resultados de los tres estudios de coyuntura del sector del Metal realizados por FEDEME desde el inicio de la crisis, en los que se ha trabajado de forma específica sobre el sector aeroespacial, la caída de la carga de trabajo de este sector en 2020 ha sido superior al 40%.

Asimismo, FEDEME apunta en su informe que el sector aeroespacial no ha podido beneficiarse de la reducción de costes laborales a través de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo por fuerza mayor, al tiempo que incide en las limitaciones del tráfico aéreo, cuya caída en 2020 se estima que fue de un 65,9% respecto a 2019, según la IATA.

Automoción

Concretamente, en el caso de la automoción, FEDEME insta al Ministerio a considerar los CNAES relativos a las actividades de: reparación y mantenimiento de vehículos; venta de automóviles y venta de recambios.

Respecto a la reparación y mantenimiento de vehículos, los motivos de justifican su incorporación como actividad beneficiaria de estas ayudas son a criterio de FEDEME las limitaciones que han sufrido estos negocios para ejercer su actividad durante los diferentes estados de alarma, así como la bajada de la actividad registrada como consecuencia de la caída del tráfico automovilístico en el último año, lo cual ha generado una caída media de las reparaciones de un 20% y descensos superiores al 50% en su facturación para la mitad de los talleres.

En cuanto a la comercialización de vehículos a motor, las limitaciones constantes a la apertura de las instalaciones para las actividades comerciales debido a la pandemia y la caída del tráfico automovilístico en el último año, debido a las restricciones a la movilidad han supuesto un verdadero varapalo para un sector clave para la economía de este país. Así, las matriculaciones de automóviles en el mercado español se situaron en las 851.211 unidades en 2020, lo que supuso una caída del 32,3% en comparación con los registros de 2019.

Ya en 2021 las matriculaciones de vehículos se han hundido en el primer trimestre. En concreto, las matriculaciones de turismos y todoterrenos han registrado una fuerte caída en marzo respecto del mismo mes de 2019, con un descenso de las ventas del 30%, hasta las 85.819 unidades. El acumulado del año registra una caída del 41,3%, hasta las 186.061 unidades, respecto del mismo periodo de hace dos años.

Más de lo mismo en el caso de la venta de recambios, sector que en el último ejercicio ha perdido más de 1.500 millones de euros, teniendo muchas de las compañías una caída superior al 30% de facturación.

Estaciones de servicio

Finalmente, el sorprendente caso de las estaciones de servicio que, pese a ser consideradas como un sector “esencial” por la propia Administración, han quedado excluidas del conjunto de posibles beneficiarios y ello tratándose de una actividad económica que garantiza la movilidad de empresas y particulares y genera 50.000 empleos directos.

Las restricciones a la movilidad, imprescindibles para reducir la circulación del virus, constituyen desde hace más de un año un golpe para la subsistencia de estos negocios, cuya facturación se ha visto reducida mucho más del 30% previsto por la Administración para merecer estas ayudas, de ahí la solicitud realizada por FEDEME al Ministerio para la incorporación del CNAE que representa esta actividad en el plan de ayudas del Gobierno.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus